Comments

Guatemala City, Guatemala — 6 Comments

  1. La emoción del Slam, el amor por la poesía, el orgullo de ser guatemalteco, la necesidad de un cambio, razones por las cuales no hemos dudado ni por un momento en tomar el reto en nuestras manos y hacer un despliegue enérgico de esto que nos hace comunes a todos los seres que respiramos, la vida.
    100 mil poetas, un solo grito…

    Un abrazo para todo el mundo desde Guatemala,

    Walter González

  2. tomarán nuestra piel, atravesarán la obscuridad, podremos ser cebo de los injustos, podrán cazar nuestra dignidad… mas no vencerán el cauce de nuestro arroyo…100 mil poetas por el cambio, 100 mil poetas retumban con los pasos de las letras, 100 mil poetas que dan puntos suspensivos a la linea recta.

  3. Primera parte: El cambio, duda, discurso retórico. Me paseo por las circunstancias y veo el grito de cambio, cuando a veces se ahoga en si mismo. He visto el grito mil veces hacia la pared y rebota, rebota, re-bo-taaa…

    Segunda parte: Sentí una energía que me turbó, suena como a grito. Empezé a cambiar algo en mi interior. Conocí la sonoridad del grito. Yo mismo lo expulse hacia afuera y ahora regresa a mí. Me dice algo que yo había dicho a alguien. ¡Estoy cambiado! Buen inicio para algo…

    Tercera parte: Pendiente de ejecutar.

    Adelante mensajeros musicales, adelante con o sin palabras. El cambio requiere frecuencias diversas. Adelante poetas, poetas, poetas. Oh, poetas. Adelante…

  4. Nací en un lugar donde los poetas y los románticos, hemos sido olvidados, donde todas las soluciones encontradas para los problemas, son pragmáticos. Nací en un lugar donde los problemas se resuelvan con huelgas y cierres de carreteras, donde los derechos humanos son irrespestados. Pero jamás olvidaré, que en este país hay miles de seres humanos, que con sus letras elogian la tierra que los vio nacer, llenándola de amor, de paz, de sueños y revolución pacífica. Donde el plato nacional es la tortilla, y las mujeres son las más bonitas de toda América. Donde los hombres trabajan de sol a sol, y los niños nunca para de reír.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>